El museo de Corme se cuela en Madrid

mayo 22, 2013 by  
Filed under Laxe

Comentarios desactivados en El museo de Corme se cuela en Madrid

El Museo de Arte Contemporáneo Costa da Morte, ubicado en Corme, en el municipio de Ponteceso, se coló la noche del lunes en la capital de España, donde fue presentado en la Casa de Galicia, provocando un fuerte interés entre antiguos alumnos, amigos y conocidos del pintor coruñés Julio Pujales, a quien se trata de rendir un homenaje con esta iniciativa. La promotora del proyecto fue su viuda, Cristina Torre, que con mucha dedicación y empeño conseguía abrir hace un año el museo en Corme, el único de estas características que existe en la comarca. De sus paredes cuelgan obras de Laxeiro, Abelenda, Arroyo y Peteiro, entre otros artistas, y en el interior del edificio destaca una gran escalera metálica de caracol, realizada de forma artesanal por el arquitecto Carlos Hurtado, que consigue llamar la atención de los visitantes.

Para la presidenta de honor del Patronato del Museo Reina Sofía, Pilar Citoler, la iniciativa de Corme fue posible gracias “a la fuerza, el dinamismo, el empuje y la valentía” de la viuda del pintor y fundadora de la Fundación Torre-Pujales. El arquitecto Carlos Hurtado coincidió en que el proyecto es un ejemplo de lo que se puede hacer “con poco dinero y mucha voluntad”.

Su trabajo también recibió fuertes elogios por parte del profesor de la facultad de Bellas Artes de Madrid, José María Parreño, que lo definió como “un trabajo de microcirugía”. Parreño también admitió que, a pesar de ser siempre crítico con la apertura de nuevos museos, pocos le habían “impresionado tanto como el de Corme”. “Me impresionó el edificio, la escalera, la colección y su proyecto cultural”, destacó. Además, matizó que, en contra de lo que suele ser habitual, de crear un gran edificio para llenarlo después, el de Corme “ha crecido desde abajo y así se desarrollará con fuertes raíces”.

Cristina Torre recordó que tras la muerte de su marido decidió compartir el “tesoro” que tenía, en alusión a la gran colección de obras que guardaba la pareja. Después de barajar muchas opciones decidió abrir su museo en Corme, esta pequeña localidad de A Costa da Morte que adoraba su marido y a la que viajaba siempre que podía desde Madrid, donde se afincó desde muy joven.

Fuente: http://www.laopinioncoruna.es/gran-coruna/2013/05/22/museo-corme-cuela-madrid/724519.html

Un percebeiro de Laxe sufre un ataque con ácido

diciembre 22, 2010 by  
Filed under Laxe

Comentarios desactivados en Un percebeiro de Laxe sufre un ataque con ácido

El conflicto y la división en el seno de la agrupación de mariscadores de Laxe lejos de solucionarse, como pronosticaban algunos miembros de la directiva, ha tomado tintes delictivos graves. El ex presidente de la asociación fue atacado con una botella de ácido, expresamente manipulada para lesionarlo, el domingo por la tarde.

«Serían as catro. Saín dun bar ao que vou habitualmente e ao subir pola costa tíranme unha botella de plástico, co tapón cortado, chea de ácido, dende o muro da igrexa. Tiven sorte porque se me cae na cara ou nos ollos déixanme sen vista», explica Rubén Lema Souto, el ex presidente de la agrupación, que ya ha puesto los hechos en conocimiento de la Guardia Civil.

Lema también tiene sospechas sobre la autoría y la motivación de lo que considera «case un intento de homicidio», aunque no pudo dar con su responsable: «Teño 35 anos e estou en bastante boa forma. Botei a correr xusto no momento. Mirei as rúas de alí e non atopei a ninguén, aínda que penso que ten que vivir por esa zona. E todo isto porque pensan que fun eu o que chamei aos da Xunta, cando non é certo e se queren que miren se o número de teléfono é o meu». Además, el mariscador considera que «non é de homes» esa manera de actuar, por él no le ha hecho daño a nadie, y pide que si alguien tiene algo que decirle que lo haga a la cara o que vaya al cuartel de la Guardia Civil a denunciarlo.

Respecto al conflicto, se muestra muy crítico con los actuales directivos de la agrupación «porque non ten xeito que unhas persoas que nos representan a todos actúen como lles dá a gana» y a la Consellería do Mar, que mandó «unha morea» de agentes el jueves y, sin embargo, no se preocupa de garantizar la sustentabilidad y la rentabilidad del sector con la adecuación de los cupos a las necesidades de los profesionales.

El mariscador teme que se repitan los ataques en alguna zona más peligrosa de la costa y no entiende por qué van contra él. Ha presentado un escrito en el que se niega a hacer rondas nocturnas con los vigilantes y asegura que si lo obligan llevará el caso a los tribunales.

«En Laxe hai moi boa xente, pero tamén hai outra moi ruín e en vez de dedicarse a traballar, está pensando en como arruinar aos demais. A unión aquí só era amolar ao veciño Maldita a hora na que viñemos vivir a este pobo», sentencia Lema, muy asqueado con todo esto.

Fuente: www.lavozdegalicia.es

Los pueblos marineros tienen mucha más tradición musical

octubre 19, 2009 by  
Filed under Laxe

Comentarios desactivados en Los pueblos marineros tienen mucha más tradición musical

Teresa López es la directora de las corales polifónicas de Laxe y Vimianzo. Al frente de la primera agrupación musical actuará mañana en Baio, a partir de las siete y media de la tarde. Para la segunda tiene otros planes, aunque no son tan inmediatos.

¿Cuáles son sus proyectos más próximos?-Con la coral Atalaia de Laxe estamos preparando conciertos de Navidad en Laxe y en las parroquias. Nuestra intención es acercar la coral a todos los vecinos para que la gente se anime a venir.

 

¿Cuántas personas hay en la coral?-Empezamos con menos de cincuenta y ahora ya somos 58. Hay bastantes hombres, aunque harían falta más.

 

¿Fue difícil empezar?-La idea partió del Concello de Laxe, que hizo un sondeo de la gente que estaría interesada en participar. Cuando me contrataron ya me dieron una lista de cincuenta personas y a raíz de la presentación hubo más incorporaciones. A la gente de Laxe siempre le gustó mucho cantar. Había esa inquietud musical. Hace unos años hubo un amago, pero no funcionó y el nuevo gobierno local decidió retomar la idea. Ahora hay gente de todas las ideas políticas. Lo importante es saber trabajar en equipo.

 

¿Es gente mayor?-No, hay gente joven, de todas las edades. Tenemos un chavalito de trece años, pero la edad media está de los treinta para arriba.

 

¿Eso es mejor o no tiene nada que ver?

-Anima mucho una coral. En Laxe hay buenas voces y yo creo que pueden funcionar bien. La juventud es mucho mejor para trabajar las voces. Quizá la gente joven se anima porque es novedoso, no sé, pero la coral de Laxe está en un buen momento.

¿Hay interés?-Yo también dirijo la coral de Vimianzo, que es donde vivo por cuestiones familiares, y la verdad es que en este pueblo no existe la inquietud musical que hay en Laxe. La gente en Vimianzo es muy mayor y no hay incorporaciones de jóvenes. Sucede igual en otras localidades del interior. Los pueblos marineros tienen mucha más tradición musical.

 

¿La gente de Laxe acude a los ensayos?-Sí, la gente responde bien. Los tenemos los lunes, jueves y sábados. Este día hay gente que viene de A Coruña y Santiago, lo que demuestra que tienen mucho interés. La coral es algo sacrificado y tiene que gustarte mucho.

 

¿Cómo es su repertorio?-Tenemos de todo. Ahora estamos preparando lo de Navidad. Además, tenemos el Himno Galego, porque es imprescindible. Ahora, de cara a la Navidad estamos preparando villancicos y alguna canción en latín, además de algún negro espiritual. Un poco de todo.

 

La alegre sombra de Portozás

octubre 19, 2009 by  
Filed under Laxe

Comentarios desactivados en La alegre sombra de Portozás

Corría el año 1998 cuando un montón de actores y camiones de producción desembarcaban en Laxe para quedarse. La localidad de la Costa da Morte se convirtió en un plató. Al principio fue una novedad, un hecho inédito. Al final, tras cuatro años de rodaje, en una parte de la vida cotidiana de unos vecinos que se implicaron personalmente en aquel proyecto y que formaron una especie de gran familia con el equipo. Era Mareas vivas .

En distintos niveles, hay lugares que tienen su alma vinculada a alguna película. Tirando por lo alto, Nueva York, no es lo mismo sin los ojos de Woody Allen. Más cerca, hay otros mitos. Verano azul , aquel emblema de los 80 españoles, tampoco se entiende sin Nerja. Ni Nerja hoy sin Verano azul .

En Galicia ese ejemplo de relación lo representan Laxe y la producción de Voz Audiovisual, el primer gran éxito de la TVG y el mayor hasta que la misma productora creó Padre Casares , que está reviviendo aquellos índices de audiencia.

Una década después del primer silencio se rueda, la huella aún sigue bien presente. Aún funcionan negocios con el nombre de la serie y todavía los hay que llevan el de Portozás, topónimo con el que la televisión rebautizó a Laxe.

Aquellos primeros momentos los recuerda con cariño el alcalde, Antón Carracedo. Cuenta que entonces era director del ISM y que la productora buscaba un local para utilizarlo como almacén. Les dejó un hueco en el centro.

«Foi unha época moi boa, moi emotiva, e deixou cantidade de amigos», recuerda. También tiene claro el impulso que supuso aquello para la localidad: «Nunca xamais a xente se dará conta do gran favor que fixo esa seria a Laxe», dice el regidor, que lamenta que no aprovechara mejor aquel tirón.

Fueron miles las personas que pasaron por Laxe después de haber visto en la pantalla las aventuras de Petróleo y sus secuaces. «Aínda hoxe sona o nome de Portozás», dice Carracedo.

Con aquella serie están muchos en deuda. Allí lanzaron sus carreras muchos autores. Luís Tosar, que hoy trabaja en Estados Unidos con grandes directores y sabe lo que es filmar grandes papeles en el cine español, se descubrió como juez de aquella villa marinera.

Evaristo Calvo, Eva Fernández, Emilio Rodríguez, Luis Castro y Camila Bossa son algunos de los actores que, a las órdenes durante la mayor parte del rodaje de Emilio McGregor, crearon una gran obra y lanzaron sus carreras artísticas.

Pero es que Mareas Vivas fue también una oportunidad única para algunos actores de la comarca que sin ella, tal vez, no hubieran despuntado después. Alguno ni siquiera sabía que iba a ser actor antes de que empezase aquel rodaje.

Uno que enganchó con las historias de Portozás fue Miguel de Lira, Currás. El de Carnota se dio a conocer entonces.

Otro, un percebeiro de Corme cargado de retranca y buen humor que nunca antes había probado qué era eso de ser actor. Se trata de Suso Lista. Pasó por allí un día, se dejó caer, de casualidad, por un cásting en Corme -donde también se rodaron exteriores, al igual que en Cabana- y fue seleccionado para actuar en un primer capítulo. «Ao final participei polo menos en 40 capítulos», recuerda Lista.

El suyo, además, fue un caso curioso, pues su personaje tenía el mismo nombre. Suso Lista dentro y fuera de la pantalla.

«Foi un cambio na miña vida, e eu cheguei de rebote. A partir desa nunca abandonei a profesión», dice.

De hecho, Lista colgó el neopreno temporalmente para dedicarse más a fondo a la actuación. Ahora escribe sus guiones y trabaja en la creación de cortos. También ha aparecido en la película Celda 211, que se estrenará pronto, y en algún capítulo -de los más vistos- de Padre Casares.

A quien recuerda con especial cariño es al director, Emilio McGregor, fallecido hace unos años.

Los días de rodaje eran para él una fiesta. «Alegría pura», dice, y se pregunta por qué aquel proyecto no siguió adelante.

Cuenta que para Laxe aquello fue un escaparate inmejorable, pero también para el característico acento del gallego de la Costa da Morte, que por primera vez se exhibía con orgullo.

Los ecos de la serie, dice, le llegaron esta misma semana en forma de abrazo. Se lo dio una mujer en nombre de su hermana, que la sigue desde Buenos Aires.

Aunque pasó más tiempo en el plató de A Coruña que en Laxe, el tiempo en la localidad lo recuerda con cariño. Y también a los actores con los que compartió trabajo: Luís Tosar, Ana Blanco, Xavier Estévez, Miguel de Lira, cita.

Proyección

«Laxe foi coñecido a nivel galego de forma brutal», cuenta José Manuel Pato. Recuerda que él animó a los productores, cuando buscaban localizaciones, a quedarse en Laxe.

Y vaya si se quedaron. Durante cuatro años la localidad fue un auténtico plató. Hasta el año 2002 aún se desplazaban hasta allí los equipos de rodaje.

«O beneficio para Laxe foi monumental», dice Pato.

Y es que no había precedentes de nada por el estilo y a los vecinos aquello les encantaba. Si había que cortar una calle, nadie protestaba, si hacía falta silencio, los que estaban en la calle callaban.

Cuatro años de rodaje y muchas temporadas arrasando en los índices de audiencia de la televisión. Y un recuerdo imborrable para los de Laxe y para los muchos vecinos de la comarca que tuvieron también sus pequeños papeles -Pía Lago, de Corcubión y Modesto Fraga, de Fisterra, entre otros- o para los muchos que estuvieron ante la cámara de figurantes. Una experiencia que, seguro estarán viviendo actualmente en Redes, donde Padre Casares teje un éxito similar.